Diagnostico: Celiaquía, ¿Y ahora? ¿Como sigo? Guía para el Celíaco Principiante.

La mayoría de los celíacos adultos han vivido esta situación. De llevar una vida normal comiendo de todo y de repente por algún motivo un analisis de sangre de celiaquía da positivo, luego biopsia (endoscopía) que confirma el diagnóstico y finalmente la noticia que a nadie le gusta escuchar : Sr/Sra usted es Celíaco/Celíaca, y el mundo parece desmoronarse pensando que no va a poder volver a comer nada de lo que venía comiendo. Todo esto me pasó hace ya 17 años, en el año 2001/2002, cuando había menos de la mitad de la información y difusión sobre celiaquía y las opciones, marcas y productos que hay ahora. Con 18 años me sentí muy mal y me costó aceptarlo. Hace un mes a un amigo cercano le diagnosticaron celiaquía también y comenzó a preguntarme ciertas dudas recurrentes que me llevaron a  escribir esto.

¿Que hacer luego del diagnóstico?

Seguramente el/la Dr/Dra que confirmó el diagnóstico le dió algunas indicaciones y algo de información, pero nunca es suficiente así que ahora voy a enumerar algunas cosas que pueden ayudar a sobrellevar este cambio de vida.

1- Consultar con un/a Nutricionista.

Recomiendo hacer una consulta con una nutricionista, para que nos pueda ayudar a readaptar nuestra dieta y así poder seguir consumiendo los nutrientes necesarios para nuestra rutina. Al dejar de consumir productos con gluten derivados del trigo, avena, cebada, centeno, debemos reemplazarlos por otros similares SIN GLUTEN o SIN TACC para poder llevar una dieta equilibrada y saludable. Cuesta bastante adaptarse a las comidas, sobre todo el desayuno y la merienda, pero siempre hay alternativas y a veces la nueva dieta es más saludable porque se pueden incorporar más frutas y verduras, por ejemplo.

2- Saber identificar los productos Sin GLUTEN o Libres de Tacc.

Algo fundamental para nuestra nueva dieta es saber que producto podemos comer y cuáles no. A esta altura ya deberíamos saber que lo que nos hace mal es el gluten y el gluten está en el TRIGO, AVENA, CEBADA y CENTENO (T.A.C.C) por lo tanto debemos evitar consumir cualquier producto que contengan estos cereales en sus ingredientes o derivados de los mismos. La mejor forma de identificar un producto como Libre de Gluten es buscar el logotipo, que suele ser una espiga de trigo tachada con alguna inscripción Libre de Gluten. De esta forma sabemos que ese alimento es seguro y podemos consumirlo ya que una industria no puede usar este logotipo si su producto está contaminado con gluten.

Resultado de imagen para sin gluten Resultado de imagen para sin gluten

¿Qué hacemos cuando no tiene el logotipo de Libre de TACC?. En ese caso lo que yo recomiendo es buscar en la etiqueta el número de teléfono o email de atención al cliente de la marca y preguntarles directamente a ellos, siempre he tenido experiencias positivas respecto a eso ya que responden informando sobre sí el producto es apto o no, o si tiene riesgo de contaminación cruzada.

3- Buscar grupos o Asociaciones de Celíacos en la Ciudad donde vivimos.

En Argentina se estima que 1 de cada 100 personas es celíaca, por lo tanto lo más probable es que no seas el/la único/a Celíaco/a en tu ciudad. Actualmente con algo tan práctico como Google, Facebook, Twitter, etc es muy fácil encontrar grupos o asociaciones de celíacos en la zona donde vives o alrededores y así poder asistir a sus reuniones para además de enterarse de todas las novedades, compartir recetas y una de las cosas que me parece más que importante es acceder al listado de alimentos aptos de la región donde vivimos como así también locales donde podamos comprar alimentos sin tacc o ir a comer ahí mismo. Al asistir a estos grupos nos va a dar un sentido de pertenencia, nos va ayudar a entender que no somos los únicos a los que nos pasa y por lo tanto nos sentiremos acompañados en nuestra condición.

4- Localizar las tiendas o negocios que venden productos Libres de Gluten.

Algo que me parece muy útil es tratar de localizar tiendas (dietéticas, supermercados, kioscos) que vendan o tengan variedad o surtido de productos libres de gluten, cerca de los lugares donde pasamos más tiempo como nuestra casa, nuestro trabajo, nuestra escuela o facultad, por si en algún momento tenemos hambre o nos hemos olvidado de llevar nuestro Tupperware con productos sin tacc, sepamos rápidamente donde poder ir a aprovisionarnos. También es muy útil pero más difícil de encontrar locales de comida elaborada donde podamos ir a comprar ya sea para el almuerzo o la cena, o bien para ir a compartir una cena o almuerzo con algún amigo/a.

5- Informar a nuestros Amigos, Compañeros de Trabajo, Estudio sobre nuestra condición.

Informar a la gente que nos rodea, con la que compartimos gran parte de nuestro tiempo sobre nuestra condición de intolerancia a los productos con gluten es muy importante tanto para ellos como para nosotros. En primer lugar es bueno tener en claro que es lo que nos provoca la ingesta de gluten,  el daño que nos hace para luego poder explicarles a ellos el porqué no podemos tener contacto con gluten, porque no se pueden mezclar alimentos y el resto de los recaudos que se deben tomar. También nos ahorrará tener que estar rechazando las invitaciones a consumir productos con gluten como galletas, criollitos, pizza, cerveza, etc.,  aunque esto último va a ser más difícil ya que siempre ofrecen porque se olvidan. A la vez informando siempre me he  encontrado con personas predispuestas ayudar o a informarte sobre nuevos productos o lugares que tienen productos o que ante algún tipo de evento con comida te preguntan: ¿Que podés comer?, o ¿Esto te hace mal?, para así lograr integrarnos mejor y difundir un poco más sobre esta condición.

6- Buscar Recetas en internet para poder Elaborar nuestros propios productos.

Siendo celíacos es cierto que tenemos la posibilidad de comprar productos en dietéticas y supermercados principalmente. Pero cuando visites las góndolas y veas los precios verás los la importancia de saber cocinarse o elaborar sus propios productos. Los productos para Celíacos son entre 2 y 3 veces más caros que los productos con Gluten (somos celíacos no millonarios), y ésto nos lleva a tener que aprender recetas de panes, galletas, bizcochuelos, masas de pizza, tarta, empanadas, etc. para poder llegar a fin de mes. No te preocupés si las primeras recetas no salen como esperas, no es fácil, hay que ir agarrandole la mano a las levaduras y los tiempos de horno pero con perseverancia se pueden obtener cosas muy ricas.

 

Estos son algunos de los consejos que puedo brindar luego de 17 años de vivir siendo Celíaco y de llevar una Dieta libre de gluten ¿Se te ocurre alguno más? Dejalo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.